Presentando la tienda de cosméticos Miin, en Barcelona

¡Hola a todos!

La semana pasada con motivo de la grabación de mi primer vídeo del nuevo canal de youtube (https://www.youtube.com/channel/UCdLxdR48VJuWAPLe8Zo0IEA), decidí ir con una amiga a la tienda de cosméticos Miin, situada en la calle Diputació número 274, en el centro de Barcelona. Justo cuando llegamos a la tienda la directora de comunicación y redes sociales, Sara Jiménez, nos saludó y luego pasó el relevo a su compañera Irina (puesto que en ese momento tenía una reunión) que nos atendió perfectamente y nos respondió muy amablemente a todas nuestras preguntas. Había poca gente (era por la mañana), con lo que pudimos hacer las fotografías y vídeos pertinentes, de forma tranquila.  

 

 

La primera impresión que tuve de la tienda es que se trata de una tienda pequeña, aunque muy acogedora. Como el logo es de color rosado, toda la tienda queda envuelta en ese tono lo que queda en armonía con todo el entorno de la tienda. En el momento de entrar puedes ver como lo tienen todo muy bien organizado y también la mucha cautela que tienen en preparar todos los elementos que conforman la tienda, tanto de productos como decorativos. Los productos están muy bien distribuidos por marcas en estanterías y es muy fácil encontrar algún producto concreto en caso de que se quiera.

Algunas de las marcas que podemos encontrar son Tony Moly, SNP, Claires, Cremorlab, Aromática, entre otros. Aunque la mayoría de productos provienen de marcas de consumo más diario, tienen también productos de la empresa Corsx, más centrada en productos de belleza de tipo farmaceutico. También disponen de productos de la marca Benton, dedicado a las pieles sensibles, así como varios productos para el tratamiento del acné, otros con aloe vera o también cremas y jabones exfoliantes.

Entre las novedades encontramos productos que duran 24 horas entre los que encontramos cremas, serum e iluminadores. Los precios son parecidos a los que podemos encontrar en Corea, aunque depende de los ingredientes que son importados, el precio puede variar un poco.

Finalmente, Irina nos estuvo comentando el proceso para llevar a cabo un tratamiento correcto de todos los productos para una mejora de la piel. Estos procesos son:

  • Primero: Aplicar un desmaquillador para poder limpiar la piel de impurezas antes de aplicar cualquier tipo de crema.
  • Segundo: Usar un exfoliante que abra los poros para poder absorver mejor los productos aplicados.
  • Tercero: Usar una tónico que ayuda a cuidar y limpiar la piel. 
  • Cuarto: Hay que aplicar una esencia para poder hidratar la piel. Se debe utilizar tanto por la mañana como por la tarde.
  • Cinco: Aplicaremos un serum, que es un producto que tiene una concentración más alta de activos en su fórmula.
  • Seis: Debemos aplicar un contorno. 
  • Siete: Para poder hidratar la piel, debemos usar una crema hidratante que mantiene la piel para que no se seque. 
  • Ocho:  Durante uno o dos días, tenemos la opción de usar mascarillas hidratantes para mantener el nivel de agua de la piel. Para eso, deberemos mirar:
  1. Color azul :  Sirve para hidratar la piel.
  2. Color verde: Se usa para el acné.
  3. Color rojo: Tiene un rejuvenecedor antiedad.
  4. Color negro: Se usa como exfoliante / limpiador.

Finalmente decir que la visita me gustó mucho porque pude aprener muchas cosas sobre la cosmética coreana que antes no conocía y la verdad es que fué muy interesante. El trato fue muy bueno y en todo momento estuvieron atentos a nosotros. En caso de que quieran ver el video de la tienda con el interior de la tienda, os dejo el enlace de mi nuevo canal de youtube para que podáis echar un vistazo.

Muchas gracias,

Busu

Entrevista a Sara Jiménez (Miin Cosmetics)

“Llevarse buenos productos a un precio más que razonable”

Hace unos días tuve la oportunidad de entrevistar a Sara Jiménez, Communication & PR Manager de la tienda Miin, la primera y más importante tienda de cosméticos coreanos de Barcelona. Como siempre la entrevista fue muy cordial y aunque en unos días voy a realizar otro post en el que explico como fue la visita a la tienda, por ahora os dejo la entrevista que le realicé. ¡No os la perdáis! Muy interesante todo lo que dice…

————————————————————————–

ALBERT BUSU
05 de Marzo de 2016

AB: ¿Cómo conoció la tienda? ¿Cuál fue su primer contacto con la tienda?

SJ: La primera vez fui como compradora al ver que habían inaugurado una tienda de cosmética coreana en Barcelona. Me llamó la atención el packaging pero no conocía mucho sobre el tema así que antes de comprar más productos investigué un poco sobre el sector en Corea del Sur y descubrí que era todo un mundo.

AB: ¿La tienda dispone de otras sucursales?

SJ: Sí, tenemos otra tienda en Madrid en la C/Fuencarral, 91 y otra en Munich. Próximamente abriremos nuevas tiendas en Europa: Francia e Italia son los siguientes países en la lista.

AB: ¿Qué tipo de productos venden? ¿Cuáles son los más vendidos?

SJ: Vendemos todo tipo de producto de cosmética coreana, desde tratamientos faciales hasta maquillaje. De momento nos centramos en tratamientos faciales y aunque vendemos algunos productos de maquillaje, los más solicitados son los de tratamiento. Las cremas, los sérums y las mascarillas son los productos preferidos de nuestros consumidores.

AB: En cuanto a los clientes, ¿tienen más clientes nacionales o extranjeros?

SJ: Podríamos decir que el 85% de los clientes de nuestra tienda de Barcelona son nacionales. Si como extranjeros entendemos turistas, no hay muchos y quizás sea porque no es una zona de mucho paso. Tenemos muchos clientes chinos también pero todos viven en Barcelona o España.

AB: ¿Qué tipo de clientes vienen más? ¿Jóvenes o mayores? ¿Sobre qué edades?

SJ: Curiosamente la franja de edad es muy diversa. Desde niñas de 13 años hasta señoras de más de 70. La media de edad o el público al que más vendemos son mujeres entre 25 y 40 años. Todas vienen atraídas por la calidad de la cosmética coreana.

"Todas vienen atraídas por la calidad de la cosmética coreana"

AB: ¿Con qué recursos se promociona la tienda? (internet, anuncios…)

SJ: No hacemos anuncios en prensa de momento, nos ayudan mucho las redes sociales propias y menciones de nuestros compradores. También solemos aparecer en artículos de revistas como recomendación.

AB: ¿Qué punto fuerte tiene la tienda? ¿Qué punto débil?

SJ: La atención al cliente personalizada es muy importante, realizamos rutinas para cualquier persona que las pida: los 10 pasos explicados detalladamente y los productos que mejor se adaptarían en función del tipo de piel, sin compromiso de compra. Además la selección de los productos también es muy importante, todos los productos los probamos antes de traerlos para saber si realmente funcionarán. Elegimos marcas de calidad por encima de las más comerciales.

AB: ¿Qué es lo que más le gusta de trabajar aquí?

SJ: El ambiente que hay entre las compañeras de trabajo y el hecho de poder conocer cada vez más la cultura coreana.

AB: ¿Piensa que la “cosmética coreana” está en auge?

SJ: Creo que empezó a ponerse de moda hace un año y ahora se ha estabilizado. Me gusta pensar que la gente en su tocador tiene productos de cosmética coreana junto con otros de marcas europeas que llevan años en el mercado occidental. Al principio lo compraban porque era novedad o porque el packaging llamaba la atención, ahora eso es secundario.

AB: ¿Por qué recomendaría la tienda a un amigo/a?

AJ: Porque va a encontrar segurísimo un producto específico para su tipo de piel. No hay cosméticos “generales” que se adapten a todos. Y sobre todo porque le va a dar resultado. También por la relación calidad/precio, sé que se va a llevar buenos productos con buenas formulaciones a un precio más que razonable.


 

Finalmente me gustaría poner el contacto de las dos personas que han podido hacer posible esta entrevista y el próximo post relacionado con la tienda.

 

 


TIENDA MIIN COSMETICS – BARCELONA

SARA JIMÉNEZ
Communication & PR Manager
DIPUTACIÓ, 274 pral D
08009 BARCELONA
Office: +34 93 782 18 64
www.miin-cosmetics.com

MÒNICA RUBIO PHOTOGRAPHY

Instagram: https://www.instagram.com/monica.devine_retoucher/
email: monicadevine.retoucher@gmail.com

 

¡¡¡ Nos vemos en el siguiente post !!!

Muchas gracias,

Busu

 

 

Preparando mi vuelta…

He vuelto para no quedarme.

Hace poco más de seis meses que tomé la decisión de no arriesgar y volver a mi ciudad natal con la esperanza de volver algún día a un país que me acogió desde el primer día. Este 2016 tenía que ser el año de mi estabilidad coreana pero ha resultado ser una pausa en el camino, un periodo de reorganización y nueva adaptación a un entorno que tenía que resultarme familiar por los muchos años vividos allí.

Pero no ha sido como uno esperaba. Volver después de prácticamente dos años me ha hecho ver muchas cosas, pero sobretodo me ha demostrado que el tiempo pasa y muchas veces lo hace a peor. No os diré que recuerdo como estaba mi ciudad antes de marcharme a Seúl, porque no es verdad. Lo que si sé es lo que me he encontrado al volver.

Barcelona. Esa gran ciudad de Gaudí, la plaza España, las Ramblas, las cafeterías charlando con buenos amigos mientras uno toma un chocolate caliente, no existe. Esa gran ciudad que recuerdo con alegría e ilusión por ser “una ciudad de pueblo” si se me permite la expresión ha dado lugar a una ciudad de gente chillando, suciedad creada por algunos turistas, gente realizando actos sexuales en la primera esquina que se encuentren con poca luz… ¿Qué ha ocurrido? ¿Tan rápido avanza todo que en dos años ya es posible que no sienta Barcelona como mi ciudad?

A nivel laboral la cosa tampoco mejora mucho. Los clientes cada vez gastan menos pero exigen más y se ha llegado a un punto en el que el dinero parece estar por encima de todos los valores. No importa si un cliente te insulta, siempre que deje mucho dinero en la tienda.

Es cierto que Corea no es el paraíso y que tiene muchas cosas que considero incorrectas pero aún así, ya sea por respeto a la persona de delante o por un simple “no es de mi incumbencia lo que haga el de delante” en un alarde de individualismo extremo, es un lugar en el que me siento cómodo. Al final todo el mundo busca un lugar en el que sentirse bien ¿verdad?. Para mí ese lugar es Corea.

Busu

2-3

Los números de 2015

Muchas gracias a vosotros,

Este blog lo empecé hace unos años con motivo de mi viaje a China por estudios y desde ese día que no han parado las visitas, por lo que no puedo hacer nada más que daros las gracias por todo el apoyo recibido.

En 2016 intentaré mejorar y ya tengo algunos posts preparados que a más de uno gustarán.

Felices fiestas a todos y un próspero año 2016 !!! ^^

Busu

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.000 veces en 2015. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 17 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Toda una vida juntos

Toda una vida juntos.

Estas palabras dicen mucho de nuestra relación. Te conocí cuando aún no tenía mi mayoría de edad. Fuiste el primero al que pude sostener en mis manos, el primero al que tuve que realmente cuidar. Me hacías levantar por la noche, a altas horas de la madrugada porque no podías dormir y necesitabas compañía. No tenías miedo, simplemente tenías ganas de verme o de abrazarme y yo te recibía refunfuñando hasta que me mirabas a los ojos y me enternecías solo con un simple vistazo. Llegaste con una gran fiesta junto con otros amigos.

Recuerdo el primer día que salimos juntos y en el que al bajar las escaleras me mirabas de reojo porque los escalones eran muy altos. “¿No puedes tomarme en tus brazos para bajar como siempre hacemos?” me decías con tu mirada. Pero no, ese día era el día. Tenías que bajar tu solo. Después de intentar poner una pierna, intentaste poner la segunda, y luego de nuevo la primera. “¡Lo ves! No es tan difícil…” te dije. Me respondiste sólo girando la cabeza, resignado, más o menos el mismo gesto que hiciste cuando saliste con tu “chubasquero” azul por primera vez (y última) en un día de lluvia.

Después de muchos años, recuerdo esas “pequeñas molestias” de la pierna que te mantuvieron en vilo un tiempo o ese primer día en la playa en el que sin decir nada fuiste directamente al agua para después rebozar tu cuerpecito pequeño por la arena (madre mía lo que costó quitarte la arena jeje).

Hemos vivido mucho (llenaría un blog entero jajaja) y aunque sé que aún nos queda un tiempo, la verdad es que tenía que dedicarte esta entrada. Hoy es tu cumpleaños y espero que mis lectores me disculpen pero creo que 16 años, se los merecen, ¿verdad?. No tengo otra manera de felicitarte y aunque en mi última visita que te hice tuvimos no mucho tiempo para estar juntos, yo sé que vas a sacar la energía que siempre has sacado para poder ver esa sonrisa y esos ojos que me dicen “no me molestes que estoy durmiendo”.

Para ti es esta entrada y que cumplas muchos más. ¡Felicidades!

20150908_093343

Alberto

El semáforo coreano.

¡Hola a todos/as!

Hacía mucho que no escribía en este blog y en esta ocasión lo hago por una razón muy importante… ¡ya llevo un año en Corea! (ya sé que es en Seúl, pero la ilusión es la misma ¿no? jajaja). La verdad es que en este tiempo he podido conocer muchísima gente, hacer muchas cosas y sobretodo poder vivir el día a día de una sociedad que poco a poco se ha convertido en una parte de mi vida. No sé qué va a ocurrir en un futuro, pero lo que sí puedo decir es que este año ha sido maravilloso: la gente, la sociedad, la cultura, el aprendizaje diario… todo ello envuelto en un papel de regalo que le ha venido genial a mi persona. ¡Quién me hubiera dicho hace un año que estaría viviendo en Seúl!.

Por esa razón, me gustaría explicaros un poco mi opinión sobre varias de las cosas que me he encontrado viviendo en este país aún muy desconocido por muchos. Ahí va mi particular “semáforo”:


1.- Las cafeterías.

Esto es algo que a muchos puede parecer lógico pero que no lo es tanto. En Seúl se tiene mucha cultura “cafetera”, aunque su producto tradicional es el té. No hay día en el que no veas a la gente tomarse un “americano” (아메리카노) justo antes de trabajar o estudiantes que están preparando sus exámenes de universidad con dicho café en sus manos. No sólo los cafés que venden suelen ser en tamaño grande y bastante económicos sino que el nivel de franquicias que hay en Seúl de cafeterías por metro cuadrado es muy elevado. Las cafeterías suelen estar decoradas muy cuidadosamente y el dato curioso es que cada una tiene un estilo diferente (incluso siendo la misma franquicia). Uno puede estar escuchando música acorde con el tipo de cafetería al que va. Otra cosa que me gusta es que todas las cafeterías disponen de enchufes en caso de que te quedes sin batería en el móvil o en caso de no haber uno puede pedirle al camarero que lo conecte. El servicio suele ser muy rápido y la gente es muy amable.

20150130_112404

2.- Seguridad.

Esto es algo que se comprueba sólo cuando uno está viviendo en Seúl. No es cierto que la seguridad sea 100 % porque siempre hay que tener algo de cuidado, pero, yo, por ejemplo, en más de una ocasión he dejado mis cosas en una cafetería o en un restaurante y he ido a casa y he vuelto viendo que mis cosas estaban exactamente como las dejé minutos antes. También suele haber presencia policial y muchos agentes de seguridad que están pendientes de lo que ocurre alrededor. ¿Y qué os parecería tener una policía encargada solo de los turistas? ¡Interesante eh! Pues en Seúl tienen varias oficinas en cada uno de los barrios. Yo creo que el no tener que preocuparse de la seguridad es una gran ventaja.

3.- Unos grandes amigos.

Si me he dado cuenta en este tiempo es que los coreanos son por naturaleza muy amables. Hablo solo a través de mi experiencia pero si en algún momento me he visto en algún compromiso, siempre he tenido un apoyo constante de amigos coreanos. No importa que no te conozcan mucho, en caso de que vean alguna injusticia siempre tienen una mano para tenderte y ayudarte. No suelen tener dobles intenciones (aunque hay de todo en este mundo, claro). Son gente que hacen todo lo que pueden por ayudarte sin pensar muchas veces en las consecuencias, algo que no puede decirse de muchos lugares de Europa, en mi opinión. Muchos estudiantes incluso me han traído café o galletas simplemente para dar las gracias por darles clase. 

4.- Vida social en la calle.

Definitivamente esta es una de las cosas que más me está gustando de Seúl. Ya lo he comentado antes, pero el hecho de poder salir a cualquier hora y ver a la gente en la calle haciendo festivales, cantando, bailando o simplemente charlando mientras pasean en su hora de comida, es un lujo. En Barcelona, generalmente, cuando la gente termina su trabajo, vuelve a casa y a descansar con su familia. Seúl es diferente. Aquí más de una vez, al terminar mis clases por la noche, algunos alumnos me han dicho de ir a tomar algo o ir a cenar, algo muy habitual. Muchas empresas incluso organizan un día a la semana (o cada dos semanas) para que los trabajadores se conozcan más y se haga “piña”, saliendo a cenar juntos, a un karaoke (노래방) o a tomar algo.

5.- Tener conexión en cualquier lugar. 

Otra de las cosas que eché mucho de menos cuando volví por tierras europeas. En Corea hay la suerte de que la conexión está en todos lados. Uno puede ir por la calle y encontrar internet gratuito en prácticamente cualquier zona, incluso hay lugares en que hay alta velocidad. La tecnología es uno de los “puntos fuertes” de la sociedad coreana y eso lo usan frecuentemente. Algo que yo aplaudo al máximo.

6.- El transporte público.

El transporte público en general es muy rápido y aunque las distancias no son comparables a otros países, el tren de alta velocidad (llamado KTX) hace que puedas plantarte de una punta a otra del país en unas cuatro horas, lo que es algo muy conveniente teniendo en cuenta que el precio no es demasiado elevado. En caso de no querer usar el tren, el servicio de autobús express también es un elemento a favor, puesto que no tarda mucho más que el tren y el precio es sustancialmente más barato. Por otro lado quisiera destacar el metro puesto que el nivel de puntualidad es enorme y no hay que esperar mucho entre trenes.

7.- La primavera.

He podido disfrutar de una primavera en Corea, concretamente en Seúl, y debo decir que la ciudad se pone preciosa cuando llegan las fechas de abril y mayo. La ciudad se tiñe de color verde y los cerezos florecen dando una imagen preciosa de los parques. La gente deja atrás el frío para sentarse en un parque con una esterilla y hacer una merienda o una cena mientras escucha música o simplemente disfruta del Sol.

20150516_181719


1.- El respeto de la gente mayor.

Una de las cosas que no me gustan de mi estancia en Corea son el poco respeto que la gran mayoría de gente mayor muestra por los jóvenes. Mientras que los jóvenes mantienen una cierta cordialidad y respeto hacía la gente mayor, ésta no suele tenerla con el resto de gente mayor o incluso con los jóvenes. Se tiene la costumbre de que alguien joven tiene que ceder el asiento a la gente mayor (algo que yo aplaudo) pero en cambio cuando una chica está embarazada o tiene un niño en brazos, no es habitual ver a gente mayor que ceda el asiento a dicha chica. Por otro lado, entre las “señoras” (아줌마) habitualmente impera la ley del más fuerte. Muchas señoras para ser las primeras en tener asiento o en obtener ofertas suele incluso empujar a la gente. No hace mucho vi como una señora de mediana edad empujaba a otra señora de edad similar por hacerse con un asiento en el metro y luego bajarse al cabo de dos paradas.

2.- Suciedad.

Yo creo que es una de las mayores “lacras” que tiene la ciudad de Seúl. Los coreanos tienen que pagar sus bolsas de la basura y puesto que muchos no quieren pagarlas, impera la ley del más “sucio” (en este caso). Mucha gente tira las cosas por la calle, aún sabiendo que es algo ilegal. Desgraciadamente algo parecido ocurre con los baños públicos en que muchas veces encuentras (en los baños de agujero en el suelo) como alguien no ha “apuntado” correctamente pero después tampoco se ha dignado a limpiar su desperdicio. Aunque en menos ocasiones es algo que también ocurre en los baños de taza. Y mejor no hablar del tema de escupir en el suelo… ejem ejem.

 3.- Desconectando del mundo…

Así como antes lo he puesto como un punto a favor, tengo que decir que también es un punto en contra. Me ha pasado muchas veces que estoy con amigos y de golpe al acabar una conversación uno de mis amigos se pone a mirar el móvil para ver si alguien ha puesto cosas nuevas en las redes sociales o jugar a algún juego o simplemente ver el resultado de algún partido. Yo personalmente lo veo una falta de educación si estás con alguien, puesto que si quedo con una persona es para estar con ella, pero en Seúl me he dado cuenta que la gran mayoría de coreanos están “enganchados” a las redes sociales.

 4.- Imaginando una “imagen”.

Esto forma parte de la doble imagen que a mi parecer tiene la sociedad coreana. En general los coreanos suelen tener una doble imagen y una doble moralidad por el “qué dirán”. Por un lado suelen mostrar una imagen de felicidad y de que todo va bien aunque no sea verdad por el hecho de que piensan que no son tus problemas. Muchos de mis amigos coreanos me han dicho que esto es debido a qué si ellos explican sus problemas a otras personas se puede ver como un símbolo de debilidad, de que no tienes fuerza para afrontar los problemas solo/a. Por esta razón, muchas veces me he encontrado que he quedado con amigos coreanos y más allá de hablar de los problemas de cada uno, se suele hablar de temas que resultan más “banales”. Por el mismo tema, muchas coreanas en invierno suelen llevar minifaldas porque en sus empresas se les exige a pesar del frío con lo que a veces tienen descuidos y se les termina viendo todo el “tema”.

20151112_094746

5.- Las “modas” pasajeras.

De una cosa estoy completamente seguro: cuando a los coreanos les da por algo, les da fuerte. Esto, que puede parecer positivo, para mí es algo bastante negativo. Por ejemplo ocurre mucho en el tema de la música. Cuando un cantante está de moda, suele ponerse el tema del cantante de moda en todos los establecimientos habidos y por haber. Eso hace que escuches de hilo musical una y otra vez el mismo tema, y en su gran mayoría a un volumen bastante alto, lo que personalmente me produce cierto dolor de cabeza, muchas veces, jajaja. También ocurre con la ropa. En cuanto alguien famoso aparece con algo que se pone de moda, todas las tiendas venden el mismo tipo de ropa y en caso de no gustarte, las opciones de comprar algo diferente se reducen.

6.- La cultura del 빨리 빨리

Entrar en un restaurante y que te sirvan rápido es algo que gusta a todo el mundo, para qué negarlo. Ahora bien, si resulta que mientras estás comiendo tienes a unas señoras camareras que te van mirando fijamente para que termines de comer, puede llegar a incomodar. No ocurre muchas veces, pero sí que es cierto que Seúl vive a otro ritmo. Vivir un mes aquí puede resultar muy estresante si uno no sabe adaptarse a este ritmo de vida. Corea está avanzando muy rápidamente y a su vez también lo está haciendo su sociedad. He visto coreanos comer en menos de cinco minutos por está cultura de la “rapidez” (빨리 빨리).


Existen otras cosas que me han parecido muy interesantes de mencionar y cada vez que voy leyendo van apareciendo nuevas cosas que pondría en este post, pero creo que lo dejaré para otro día, jejeje.

Si habéis llegado hasta aquí, ¡felicidades! jajaja. Espero que os haya gustado tanto leerlo como yo escribirlo. ¡Nos vemos el próximo día!

Un saludo,

Busu 부수

Corea celebra su 70 Aniversario

Vamos a ponernos en situación…

15 de Agosto de 1945. El pueblo coreano ha estado bajo el domino japonés durante 35 años (1910-1945). El dominio japonés en tierras coreanas empezó tras varios tratados entre Japón y Corea, siendo el “Tratado de Anexión de Japón y Corea” el que terminó por instaurar el inicio del “Periodo Imperial Japonés” (en coreano: 일제시대). Tras dichos tratados empezó lo que para los coreanos se considera uno de los periodos oscuros de la historia reciente de Corea del Sur.

IMG_7713 IMG_7675

IMG_7718 IMG_7699

Mucha gente ha aprovechado la ocasión para sacar a relucir sus vestidos y sus banderas coreanas (태극기)

Todo empezó con la migración de los japoneses a Corea a lo que siguieron unas políticas de reforma agraria, propuesta por el Gobernador General japonés Terauchi Masatake (寺内 正毅) que resultaron ser muy favorables a los intereses de los colonos japoneses, provocando que los coreanos iniciaran ciertas revueltas, propiciadas también en parte por la escasez de comida mientras los japoneses enviaban la poca comida que tenían a Japón, que también sufría los estragos de la Primera Guerra Mundial. Los coreanos veían el resultado escaso de sus pocas recolectas agrícolas eran enviadas mientras ellos mismos sufrían por sobrevivir.

Durante dicha ocupación los japoneses realizaron varios actos de abuso contra la población local coreana, entre los que destacan crímenes de guerra, con ejecuciones, violaciones o trabajos forzados mientras que la élite japonesa gozaba de un confort digno de la clase alta. También a nivel cultural se realizaron varias prohibiciones de expresión o exaltación de la cultura coreana.

IMG_7812 IMG_7793

Muchas eminencias han aprovechado la ocasión para visitar varios actos, localizados en Gwanhwamun (관화문)

Finalmente el 15 de agosto de 1945, el pueblo coreano, gracias a la victoria de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial, fue liberado de las garras japonesas y tras conocerse la noticia, la gente salió a la calle con banderas coreanas (태극기) rudimentarias. Hoy se ha celebrado el 70 aniversario de dicha liberación.

Como si del día de la liberación se tratara, la gente ha salido a la calle para celebrar lo que posiblemente sea uno de los días más importantes de su historia. En dicho día no han faltado las banderas coreanas, los actos patrióticos o los conciertos solidarios con las víctimas que fallecieron durante dicha ocupación. Apunte personal. Muchas veces el mundo recuerda las grandes barbaridades que los alemanes realizaron durante el periodo nazi, aunque poca gente sabe que en la otra parte del mundo países como Corea o China también sufrieron los mismos abusos por parte de la otra gran potencia, Japón. Fin del apunte.

IMG_7875 IMG_7869

Una gran cobertura televisiva demuestra la importancia de un evento en el que muchas coreanas han aprovechado para sacar a relucir sus Hanbok (한복)

En cuanto a la festividad, me ha gustado mucho poder ver como la gente coreana sigue recordando su pasado (aunque sea con el gasto de mucho dinero por parte del Gobierno en las preparaciones de eventos como este, algo a lo que muchos coreanos no están de acuerdo) y en los actos he podido sentirme un poco más “coreano”. Muchas chicas han aprovechado el día para alquilar unos “hanbok” (한복) para pasearse por las calles, algo que hace que las calles se tiñan de color. Finalmente, un concierto de Kpop (Korean Pop, música pop coreana), ha servido para poner el punto final a un día que no podía terminar de otra forma que con unos fuegos artificiales (불꽃 놀이).

Busu 부수